Desde la Clínica Dental parejo, queremos daros unos pequeños consejos para  cuidar vuestra boca en vacaciones.
Vacaciones, esa época del año que nos llevamos 11 meses esperando, y cuando llega… nos relajamos, desconectamos, cambiamos de hábitos…

A nosotros también nos encantan las vacaciones, pero no podemos dejar que os olvidéis de seguir unas pequeñas pautas, para que al final del periodo estival no vengáis corriendo a vernos.
Cepillado dental: Esta bien que desconectéis del mundo, pero que no se os olvide cepillaros vuestros dientes después del desayuno, comida y cena. Es muy común que con los cambios de hábitos  baje la frecuencia del cepillado.. En vacaciones, también cambiamos la alimentación, e ingerimos gran cantidad de azucares (helados, dulces, bebidas carbonatadas etc.). Si sumamos la precariedad del cepillado a la mayor ingesta de azucares, es un binomio que favorece la aparición de caries dental. Así que no os descuidéis.
Si por casualidad una noche se os ha olvidado el cepillo de dientes, bebed mucha agua y mascad un chicle sin azúcar para aumentar la salivación, ya que esto nos ayudará a eliminar la bacterias y los restos de alimentos que se acumulan en nuestra boca.
Hipersensibilidad dental: Normalmente en esta época consumimos gran cantidad de comidas y bebidas frías, productos con un PH ácido como pueden ser los zumos, vino blanco, bebidas de cola, gazpacho…. Esto puede tener repercusiones y crearnos una sensación molesta e incluso dolorosa que aparece tras la toma de estos productos, esto es la hipersensibilidad dental. Para intentar evitar la aparición de la hipersensibilidad, deberíamos de reducir el consumo de estos productos( en la medida de lo posible). En el caso de consumirlos, cepillarse los dientes lo antes posible. Si la sensibilidad es acentuada, existen en el mercado, pastas y geles específicos para la reducción de esta.
Traumatismos: Las vacaciones son una época muy propensa a los traumatismos dentales, ya que practicamos más deportes y hacemos más actividades de tiempo libre. Si se produce un traumatismo dental, lo primero es mantener la calma y pensar que siempre va a tener solución. Habrá que ver el traumatismo que es.
Si el diente está fuera de la boca, no lo limpies, mantenedlo en leche o saliva e id cuanto antes a una consulta dental de urgencia, para intentar reimplantar la pieza. Para esto no han de pasar más de tres horas desde el momento del traumatismo.
Si se os ha roto un pedacito, guardarlo también, e id lo antes posible a una consulta, para evitar infecciones y que el clínico os de la mejor solución..
Por último, si el diente tiene movilidad, no lo mováis con la lengua o la mano, acudid cuanto antes a un profesional, para ver que tratamiento  se os puede aplicar.
Bueno, espero que os sirvan estos consejos de la Clínica Dental Parejo. Felices vacaciones!!

Leave a Comment