Los implantes dentales son la solución natural para corregir la falta de las piezas dentales.

Por estética, por seguridad, la solución óptima para todos los pacientes a los que les falta uno o varios dientes.

Los implantes son la mejor solución porque representan un segura fijación al integrarse directamente en el hueso, y porque no tenemos que dañar piezas adyacentes a la que vamos a restaurar.

Un implante dental es una raíz artificial que se coloca en el hueso maxilar.

El material empleado en el implante es el titanio que se caracteriza por ser un material biocompatible.

Implante y hueso se unen sólidamente mediante el  proceso de osteointegración lo cual nos permite colocar una corona sobre la raíz reemplazando así la pieza dental ausente y con ella su funcionalidad, estética y naturalidad.

Con la colocación de varios implantes dentales es posible realizar rehabilitación de toda la boca..